Repuestos

Las motos están diseñadas para trasladar entre una y dos personas mediante un motor de mantenimiento rápido y sencillo, al mismo tiempo que son vehículos más económicos. Esto las convierte en un medio de transporte accesible. Pero es importante que las personas que tienen una moto convencional o eléctrica conozcan el cuidado que requiere en cuanto a revisiones, reparación y mantenimiento.

Al hacerle una reparación a la moto, es posible que haya que extraerles piezas defectuosas para ser sustituidas por otras. Estos cambios deben ser hechos por un mecánico especializado que garantice la reparación adecuada, y que desde el primer uso se mejoren las condiciones de la moto.

La seguridad de los repuestos genuinos

Las piezas genuinas ofrecen ventajas demasiado significativas, frente a aquellas que son genéricas. El correcto funcionamiento de la moto depende de la calidad de los repuestos, por lo que lo adecuado es utilizar piezas que sean del propio fabricante.

Hay copias o marcas alternativas que pueden ser funcionales, pero no tienen ninguna garantía. No vale la pena el riesgo porque se puede dañar todavía más la moto, o incluso tener una falla conduciendo, lo cual puede llegar a causar un accidente.

La seguridad tanto del vehículo como la del usuario están ligadas a la condición de la moto, y un fallo puede tener consecuencias variadas en su gravedad.

La importancia de comprar repuestos genuinos

Es común pensar que los repuestos no originales funcionan bien para la moto, e incluso ahorran dinero. Si bien puede ser cierto, no hay una respuesta que aplique para todos los casos en los que se hacen estas compras. El riesgo persiste.

Los recambios con repuestos genuinos son la única forma de evitar accidentes innecesarios, desgastes rápidos y fallas de las piezas. Esto se debe a que las piezas genuinas:

  • pasan por controles y pruebas de seguridad y calidad;
  • son hechas a la medida exacta del modelo de la moto en cuestión;
  • utilizan materiales duraderos;
  • tienen la garantía del fabricante de la moto.

En cambio, puede que un repuesto genérico no sea tan eficaz, no encaje del todo bien, haya que hacerle ajustes, entre otros.

La garantía de una buena compra

Un aspecto importante es que los recambios con piezas genuinas ofrecen un mejor desempeño de la moto y alargan su vida útil, tanto de la propia pieza como del vehículo. Es decir, el ahorro que implican las piezas de marcas alternativas no es tal en un largo plazo porque habría que hacer nuevamente reparaciones o recambios antes de lo previsto.

Otro aspecto importante al hacer la compra es que las piezas genuinas no necesitan alteraciones o modificaciones por parte del mecánico. Por ende, la mano de obra en el taller autorizado será ágil y rápida.

También será mucho más fácil conseguir un taller que repare la moto porque los sitios autorizados trabajan acorde a unos lineamientos que contemplan las piezas originales. En caso de tener un recambio de otras marcas, habría que buscar un taller aparte, el cual no estaría contemplado en el seguro y que es más difícil de conseguir.